The Warriors, un viaje hacia el fin de la noche

‘THE WARRIORS’, UN FILME PARA SONÁMBULOS

Obra de culto Walter Hill (1979) con inolvidables personajes en una lucha por la supervivencia bajo la oscura noche neoyorquina

El filme de Walter Hill (1979) es una obra de culto dentro de un argumento que se resume en “cine de pandilleros”, con inolvidables personajes que se cruzan en un camino hacia la destrucción y la libertad.

Una simple televisión puede causar un impacto brutal en un joven adolescente tras el encuentro fortuito con una película oscura y desconcertante. A esas edades, ya se sabe… ‘The Warriors’ (Los Amos de la noche, 1979 – Walter Hill) fue la primera gran película de bandas urbanas que recuerdo haber visto. Causó en un servidor la sensación de que algo grande había ocurrido en aquella pantalla de televisión, en una madrugada posiblemente de un sábado de autoculpa, de autoflagelación y de miedo a las verdades de la vida.

Allí estaba yo, contemplando la lucha de una banda de pandilleros (The Warriors) en una huída hacia su lugar de origen, Coney Island, en una noche frenética en el que todos y cada uno de los que se cruzan en su camino sólo tienen en mente la destrucción y la venganza.

Se les acusa del crimen de un líder carismático de las pandillas de la gran metrópoli, Cyrus. Sucede en plena asamblea general para la pacificación y coordinación de todos los grupos de la ciudad. El malo de la película, Luther, líder de los Rogues, un tipo siniestro y conjurador, acusa del asesinato a la banda de Swan, el ‘jefe de guerra’, en plena vorágine criminal. La huída comienza.

A lo largo del filme, los guerreros recorren el subsuelo y las calles neoyorquinas en plena noche luchando contra los elementos que salen a su paso. Atrás un síndrome de destrucción, bajas, pasión y una determinación infinita para luchar por la justicia. En su ruta infernal se encuentran con la determinación de todas y cada una de la bandas de la ciudad. Una fauna urbana inolvidable. Baseball Furies (‘Furias del béisbol’); Orphans (‘Huérfanos’); las Lizzies (compuesta por mujeres); The Punks (ya se pueden imaginar); Hi-Hats (algo así como un grupo de clowns con sombrero al estilo Naranja Mecánica); Hurricanes (la banda de los hispanos)… Un delirio de imaginación ante el que los Guerreros se enfrentan con unidad inquebrantable y repleta de nobleza.

Inolvidable el final, escena junto a una playa y con la llegada del día, cuando los guerreros se ven rodeados y sin escapatoria. Ya se ha descubierto toda la conjura. Alguien se acerca y le dice Swan poco antes de abrirle paso hacia la libertad:

_Sois muy buenos, realmente buenos.
_Somos los mejores .

http://www.youtube.com/v/XTX5p3lb-Go&hl=es&fs=1