Notas al Pie de Gaza, ese inmenso cómic abr14

Etiquetas

Artículos relacionados

Compartir

Notas al Pie de Gaza, ese inmenso cómic

SACCO, LA BÚSQUEDA DE LA VERDAD

Se publica en castellano la obra más completa y ambiciosa del dibujante maltés: ‘Notas al pie de Gaza’. Un libro inmenso en contenidos y una lección de periodismo con compromiso.

Llevo algún tiempo metido en el mundillo de los cómics, más bien como aficionado que como consumidor voraz de este arte. No obstante, no puedo evitar hacer una humilde referencia aquí a un monumental libro que tuve el inmenso placer de leer a comienzos del verano de 2011. Hablo de ‘Notas al Pie de Gaza’, Joe Sacco (Malta, 1960). Fue tal la impresión que me causó esta experiencia que si tenía al bueno del maltés como un excelente dibujante y contador de historias (me había leído Gorazde, otro libro maravilloso), ahora lo tengo como una especie de Zinedine Zidane del asunto, o sea, el gran genio del cómic periodístico.

Su trabajo en esta obra es monumental. Así le llevó unos cuantos años hacerla – tiene su origen en un reportaje encargado al artista en 2001-. Más de trescientas páginas de dibujos, de diálogos inteligentes y certeros que retratan la realidad de un territorio y una sociedad marcada por la violencia y el devenir de su propia desgracia: la de vivir en la Franja de Gaza y al lado de un vecino que los ve como elementos hostiles.

La obra se centra en la búsqueda de una verdad, la que supuestamente ocurrió durante una fecha concreta del calendario, la del 3 de noviembre de 1956. Aquel día, un contingente del ejército israelí entró en Franja provocando una masacre entre la población civil en la localidad de Khan Younis.

Sacco, a través de una ardua investigación, nos cuenta un relato segmentado de modo inteligente en una serie de pequeños detalles que nos retrotraen al pasado al mismo tiempo que vivimos el presente más actual. Por ejemplo, el de la activista norteamericana aplastada por un buldózer judío. En la obra conocemos a víctimas y verdugos (estos no tanto) de unos hechos que permanecen en la memoria colectiva de este pueblo y que tiene como trasfondo la desconfianza y el rencor existente entre ambas comunidades. Nos sitúa en unos pueblos y unas ciudades marcadas por la guerra, la destrucción de casas, los abusos contra la población, el colapso del sistema, las medias verdades, el odio y la venganza. Por ella pululan personajes perseguidos y marcados con el destino de la muerte, gente que huye constantemente, personas que han olvidado, seres resignados o que desean encontrar nuevos rumbos a su vida- Así se conforma un mosaico actual y descriptivo de lo que puede ser vivir hoy en la Franja.

Allí donde los coches circulan ahora, allí en donde están situados cientos de tenderetes de venta ambulante, ocurrieron hechos trágicos que pasaron desapercibidos para la comunidad internacional, y que ni siquiera permanecen en la memoria de unos ciudadanos acostumbrados al sonido de la balas y de los tanques.
{fotos 38}

Esta vez Sacco se sitúa como un observador más neutral que nunca, dejando a un lado cualquier tipo de implicación personal o tendenciosa hacia uno u otro lado del conflicto. No hay carga emotiva -algo difícil cuando se convive tanto tiempo con palestinos- y realiza un ejercicio de periodismo envidiable que incluso le permite tener ciertas licencias como criticar a esta bendita profesión por pensar que la noticia no está en un día como aquel del 56.

Excelente en la ejecución técnica de su dibujo. Aporta brillantísimos enfoques de cámara o de dibujante a todo el territorio y a las gentes con las que se cruza. Sacco no deja dudas: estamos ante uno de los mayores genios del cómic actual. Ahora sólo falta que alguien nos cuente la historia desde el lado israelí.

Superrecomendable para quien quiera hacerse una idea de lo que está ocurriendo en ese lugar que tanto sale en las noticias.