Entrevista Kip Berman, voz y guitarra de The Pains of Being Pure at Heart nov27

Etiquetas

Artículos relacionados

Compartir

Entrevista Kip Berman, voz y guitarra de The Pains of Being Pure at Heart

“SE NOS HACE UN POCO RARO TOCAR ANTE MILES DE PERSONAS. ES INTIMIDANTE”

The Pains of Being Pure at Heart irrumpieron en 2009 con un puñado de magníficas canciones que poco a poco sale de los circuitos independientes. Una banda vitalista llena de melodías que marcan época.

Este cuarteto de indie con base en Brooklyn se confirmó como la revelación del 2009 gracias a las críticas recibidas por su debut, un EP homónimo que supuso la culminación de una serie de singles que fueron durante meses la comidilla del ‘underground’ mejor informado. Actualmente perfilan el que será su segundo trabajo. The Pains of Being Pure at Heart (TPOBPAH) tocan un pop vitalista que sabe beber de los clásicos como New Order o The Cure. Y al mismo tiempo, abraza el “noise” de My Bloody Valentine o los sonidos urbanos de The Velvet Underground. Hace unas semanas aterrizaban en Compostela de la mano de Heineken Music Selector para actuar en la sala Capitol. Aprovechamos la oportunidad para charlar con Kip Berman (guitarra y voz) y profundizar un poco más en los secretos de esta banda que nunca deja de recoger sus frutos.

Dicen que la música es muy positiva para los bebés mientras están en el vientre materno. ¿Recomendaría a las futuras madres ponerle música de TPOBPAH?
Claro. Definitivamente, le pondría nuestra música. Mi madre me llevó a ver la famosa película de Prince cuando tenía cuatro años. No recuerdo mucho de la experiencia, pero pienso que ‘Purple Rain’ tuvo un profundo impacto en mí. Cada vez que escucho esta canción siempre se me hace un nudo en la garganta.

¿Piensan que su sonido seguirá siendo tan maravilloso y sorprendente a lo largo de los dos próximos decenios?
Todos los grupos piensan en algún momento que son aburridos y llegan a olvidar que un día fueron increíbles y maravillosos. Me complace saber que estás convencido de que somos tan buenos ahora.

Son ustedes muy jóvenes. ¿Alguna vez has pensado de todo lo que les está pasando? ¿Se habían imaginado alguna vez en una situación así?
Esto va mucho más allá de lo que podríamos imaginar. Somos conscientes de que muchas de nuestras bandas favoritas nunca han llegado a tener esas experiencias de tocar en directo, viajar, disfrutar con los fans. Simplemente tratamos de decir “gracias” y dar lo mejor de nosotros en los ‘shows’ de cada noche. Espero que la gente entienda y sepa que estamos muy agradecidos. No sólo por su apoyo, sino también por tener la oportunidad de escuchar música en lugares sorprendentes y tan lejos de casa…

¿Es difícil estar unidos cuando se pasa tanto tiempo lejos de casa?
Todos nosotros éramos amigos antes de tocar juntos. Nos llevamos muy bien y nos respetamos entre todos. No somos una banda que se acaba de formar. Nos gusta pasar el tiempo haciendo música, pop, ruidos… Es algo que siempre nos ha movido a todos.

¿Como llevan la ‘fama’? ¿Alguna vez les ha asaltado algún fan por la calle?
Creo que no somos tan famosos como para que nos paren por la calle. No somos como Lady Gaga, pero agradecemos siempre el poder charlar con nuestros seguidores y pasar un rato con ellos. Muchas veces nos encontramos en ambientes muy ‘cool’, pero no siempre. Cuando estamos en España, en particular, solemos salir por ahí con la gente de los conciertos. Los pasamos muy bien y bebemos mucho ‘kalimotxo’.

Internet ha sido muy positivo para promover bandas, pero ¿no cree que el fenómeno fan se ha resentido?
La red es muy interesante. Ha ayudado a que opinión pública tome conciencia de nuestra música. Pero la mejor manera de promover nuestro trabajo es a través de giras. La relación con los fans es mucho más positiva y duradera al asistir a un concierto en vivo.

¿Qué grupos de la escena independiente en Nueva York nos podría recomendar?
‘Dream Diary’, combinan muy bien el indie-pop con la tradición. ‘Vivian Girls’, que es una gran banda de pop-punk y tienen muy buenas melodías. Uno de mis favoritos son ‘Crystal Stilts’.

¿Qué bandas le gustan más? ¿Los que penetran poco a poco en el subconsciente o las golpean de inmediato como un martillo?
Me encanta la música inmediata como la que hacen The Ramones, Buzzcocks o Sunny Sundae Smile en esa inolvidable canción de My Bloody Valentine. Sé si un tema me gusta en los primeros siete segundos. Sin embargo, no me convencen esas bandas que se reconocen al instante. Debe ser muy triste estar en el número uno, porque entonces nadie te puede derrotar. Es mucho más divertido luchar contra viento y marea, tratando de conseguir algo que está más allá de tu alcance.

¿Conciertos íntimos o de festivales?
Las dos opciones son buenas por razones diferentes. Realmente no somos una banda gigante y se nos hace un poco raro tocar ante miles de personas en un festival. Vamos mejorando poco a poco, pero cuando empezamos era muy intimidante.

El look, vuestra imagen, tanto en los videos como en las promos es unas de las facetas que más me ha sorprendido. ¿Cuidan mucho estos aspectos?
Le damos mucha importancia a los registros de la apariencia, pero nuestra estética personal responde fielmente a lo que somos. Digamos que no vamos por ahí eligiendo el tipo de ropa para cada momento determinado. Mucho mejor, por otra parte, porque yo no sabría por donde empezar.

Una canción, por cualquier razón, que a usted le gustaría compartir con nuestros lectores …
Estamos de gira con los compañeros de Weekend, del sello Slumberland. En su disco que acaban de lanzar hay una gran canción ‘Coma Summer’. Es muy buena.