Entrevista con Nudozurdo

LEOPOLDO MATEOS: “ALGO SUCIO Y ENFERMIZO ME EMPUJÓ A TERMINAR ‘SINTÉTICA’”

El líder y alma máter de Nudozurdo predice un futuro tercer disco más conceptual

Leopoldo Mateos no elude las responsabilidades de ser el líder de una banda que atesora en su música uno de esos privilegios que muy pocos pueden disfrutar, el talento. El pasado mes de junio lanzaron al mercado su segundo trabajo de estudio ‘Sintética’ (Everlasting, 2008). Un trabajo celebrado y admirado por la crítica que vio la luz gracias a una inquebrantable persistencia.

Después de cinco años sin saber de su existencia y tras decenas de vicisitudes, el nuevo disco de Nudozurdo es, sin duda alguna, uno de los grandes álbumes del año. Su música, plena de épica, mezcla la tragedia, el sinsentido de unas letras sorprendentes, con unas portentosas guitarras auspiciadas bajo la narrativa voz de Leopoldo, quien gentilmente respondió a esta entrevista, y quien a nuestro requerimiento nos recomienda mientras se repara en este texto, la escucha de los temas de ‘Things we lost in the fire’, de Low. Que califica de “obra de arte de dimensiones colosales”.

Llevo unos días buscando donde comprar el CD (físico) de “sintética” a un precio inferior a los 10 euros y no lo he encontrado. No acostumbro a pagar más que eso. Esta vez haré una grata excepción… ¿Creen que el común de los mortales amantes de la buena música hará también un esfuerzo semejante al de un servidor? ¿Habrá CDs para tantos?

Creo que un CD debería costar 5 euros que es lo que simbólica y materialmente vale. Es un poco triste la nula capacidad que tiene un grupo para decidir sobre estas cosas. Es posible que al final se den cuenta, aunque a día de hoy no lo veo como si fuera mi guerra. De todos modos si todo se viene abajo podremos empezar de nuevo. Sobre los CDs, la verdad es que hay mucha gente que lo está esperando con ansia.

Leo en la red que este disco ha tardado en parirse casi un lustro o más. Nos pueden explicar si ha merecido la pena la espera. Es decir, ¿hubiese sido el mismo disco hace cuatro o cinco años? ¿Estos meses y meses que han pasado os han dado un nuevo enfoque, una nueva forma de plasmar vuestros conceptos musicales? ¿Hay muchas diferencias con respecto a vuestro disco de debut?

Si hubiera salido hace dos años habría sido el mismo disco porque ya estaba acabado. Hace cuatro años hubiera sido parecido, pero menos trabajado… No sé, las hipótesis no son lo mío. De las diferencias, el primer disco es un puñetazo descarnado lleno de inocencia .El segundo, sin haber perdido esa ingenuidad, está mucho más trabajado compositivamente y en la producción. El tercero será más reflexivo e incluso creo que algo más conceptual.

Cuando un grupo hace una canción tan descarnadamente portentosa como “Ganar o perder”, ¿qué se comenta entre los miembros del grupo? ¿Son conscientes de que es una creación “importante”? O bien, ¿ocurren las mismas sensaciones con todas sus creaciones?

“Ganar o perder” se compuso una tarde en el local. Fue saliendo como una conversación. No tuvimos la sensación de estar haciendo algo especial, pero sí intenso. Si tuviese la sensación de que estoy escribiendo algo perdurable y contundente me bloquearía por completo y sería incapaz de seguir.

Nos gustaría saber qué inspira sus temas, si una buena letra, una melodía, el sonido de las guitarras en determinado momento, una experiencia vital, una desgracia, la tele, la radio, una mujer desairada, el fracaso, un viaje en el metro…

Nos suelen preguntar mucho esto. Personalmente, de ningún sitio en concreto o especial. En mi opinión la fascinación por el de dónde salen las cosas es mucho más banal de lo que se piensa. . Lo importante es el recorrido del ser humano para poder sintetizar todas esas experiencias en una canción, la habilidad e incluso la astucia. Me imagino que también mucha intuición y capacidad de autoaprendizaje.

Sus procesos creativos, ¿cómo son? Hay un líder, todo se hace en común, se utiliza la nevera, se deja enfriar, madurar…

Suelo tener temas en el cajón que voy poco a poco sacando. También salen cosas en el local que después voy ensamblando con las letras. Actualmente la formación es completamente nueva y estamos intentando encajar la manera de tocar de cada uno con los temas nuevos.

Y el sonido. Pocas veces he oído temas con un sonido tan particular. Siempre he pensado que una de las claves para diferenciarse es tener una identidad sonora. ¿Les ha costado mucho alcanzar ese sonido de banda? ¿Ha sido una lucha interna o ha brotado de un común acuerdo, llamémoslo, “espiritual”?

Ha tenido una importancia fundamental nuestro productor Pep Roca. Él ha sido el artífice del sonido de este disco. Le conocimos hace 5 años y se ha encargado de todo ese campo. Hemos aprendido mucho con él. Me gusta delegar estas cosas en gente que lo tiene claro y de cuyo gusto me puedo fiar. Lo de Pep es uno de esos encuentros fortuitos en la vida que son impagables.

Después de lanzar un disco como “Sintética”, ¿temen al éxito? A las giras interminables, a un futuro disco, a los fans, las entrevistas…

No tememos a que las cosas salgan adelante. De momento no hemos llegado a ese punto tan delirante. . La gente nos empieza a conocer y nos sentimos muy a gusto de poder hacer lo que nos gusta, tocar, viajar y no palmar pasta. El publico y la crítica nos está tratando muy bien y no hay nada que nos haga presentir un futuro en plan U2.

¿Cómo llevan lo de los clichés? Que se les pongan el cartel de banda de culto o la banda del año o algo por el estilo… ¿Pasan de la crítica?

Hasta ahora se está portando muy bien. Hemos estado pululando estos últimos 8 años sin una miserable reseña, así que todo lo que nos pasa ahora es fabuloso. Los críticos son personas con mucho gusto que han terminado por hacer de su pasión un trabajo, las reseñas están hechas muy deprisa y muchas veces pensando en demasiadas cosas que no tienen que ver con esa pasión que les empujó a escribir. En cualquier caso siempre las miras de reojo. Para mí no deja de ser un juego que hay que saber jugarlo porque te pueden doler o hincharte hasta desfigurarte. Cuando son malas deben ser un aliciente para demostrarles lo contrario y cuando son buenas una buena oportunidad de llenar el buche lastimado de la autoestima.

Alguna vez han sentido que el proyecto nudozurdo no tenía más salida que el olvido. ¿Les ha sido difícil continuar ante la adversidad?

Muchas veces. Ha habido momentos en que el grupo de disolvió y nos quedamos Pep y yo hombro con hombro, trabajando para que el disco viera la luz. Algo sucio y enfermizo me empujó a terminarlo. No lo entiendo de otro modo.

¿Piensan que en los sellos discográficos se escuchan las propuestas musicales de los grupos? Sinceramente, no puedo entender lo de la tardanza en publicar su disco.

Lo escuchan pero les pasa como a mucha gente. Se dejan el corazón en casa para ir a trabajar. Necesitan saber que su inversión va a ser recuperada y la manera más sencilla de lograrlo es fichando a grupos que ya se parecen a otros que han triunfado. Es el principio del círculo que envenena el mundo de la música. Desentrenan su gusto musical día a día y se acaban estandarizando.

A los que aún no hemos tenido oportunidad de verles en directo. ¿Cómo es nudozurdo en concierto? ¿Qué planes tienen en los próximos meses?
Nudozurdo en directo es un buen baño de sonido. Nos gusta jugar con las canciones en directo y dejar determinadas partes para improvisar .Vamos a contar con una agencia de ‘managment’ en breve para que nos lleven los conciertos. Así que espero estar por tierras gallegas pronto y tocar lo máximo posible.

Estoy escuchando ahora mismo la historia del “el hijo de dios”, que todavía no sé muy bien de qué va, que es realmente lo más fascinante del tema, que aún tengo que descubrirlo totalmente. ¿No les parece un insulto esta canción? Perdonen que sea tan sincero. Pero ese temazo, en los tiempos que corren, y sin cantar en inglés…

Puede que al ser un tema cuya estructura y melodía sea tan clásica que suene novedoso. Pero no deja ser rock and roll: un riff y una historia o conjunto de historias que se superponen: un collage. La letra es un pequeño homenaje a este mundo salvaje, hostil y a la vez hermoso.

Tocar en medio de la Castellana debe ser toda una experiencia. ¿También son diferentes en esto? ¿Tocarían en el salón de nuestra casa?

Tocamos en cualquier salón mientras nos dejen hacerlo a un volumen infernal. Por lo demás somos muy normalitos.

¿Está ocurriendo algo en la escena musical, especialmente en Madrid o Barcelona? Lo comento porque numerosas bandas que llevan ya mucho tiempo trabajando en la sombra, pensemos en Vetusta Morla, De Pedro y otras a las que prácticamente sólo pueden conocer a través de internet, se están haciendo un hueco en la escena.

Pues no lo sé. Lo de las escenas es muy subjetivo. En Madrid o Barcelona siempre hay escenas permanentes. Hay grupos interesantes interconectados entre sí. Dependerá de la suerte y del trabajo propio y ajeno el que te conozcan. Lo que si es una realidad es que el myspace ha supuesto un paso de gigante para que todos los grupos desconocidos asomen la cabeza y eso desde fuera se puede interpretar de muchas maneras.

Sobre sus influencias, ni que decir tiene que no conocemos a ninguno de los grupos que disponen como tales en su myspace. Realmente ¿están influidos por alguien, o sencillamente les gusta la música y disponen esa lista para que no os hagan preguntas del estilo: “sus influencias son…”?

La lista es un disparate por aquello de despistar. Aunque sí hay tres o cuatro nombres encubiertos y reales importantes, al menos para mí.